Carta de un bebé que no nació a sus papás

Papás:

Yo los deseaba tanto como ustedes a mí y aunque el plan es que unos papás cuiden a su bebé, en esta ocasión es mi misión cuidar de ustedes, acompañarlos en cada paso.

Mamá: Cuando sonríes confirmo porque mi papá se enamoró de ti, cuando bailas, cantas, eres feliz, lo grito y todos me escuchan en el cielo “Ella es mi mamá”

Papá: Estoy seguro que el papá más valiente es el mío, tu fuerza es maravillosa, sé que me lloraste cuando creías estar solo, pero yo estaba contigo, estoy seguro que tenías grandes planes para los dos, pero ahora el plan es tomarte entre mis alas y hacerte sentir seguro, tu pediste un hijo, un mejor amigo, pero ahora tienes un guardián.

Mamá y papá, no perdieron un bebé, ganaron un angelito y amor eterno, mucha gente se unió a su familia, nuestra familia, muchas personas se acercaron, los consolaron  con la mejor intención, gente que no esperaban les dio el más grande de los abrazos, amigos se unieron en lágrimas, familiares en oraciones, no lo saben pero mucha gente les mando eternas bendiciones, no lo duden Dios admira su valor y sabe  que confían en su decisión y  aunque ustedes dos estaban tristes, se unieron más, se amaron como nunca, recordaron porque se enamoraron, volvieron a sellar su amor cuando prometieron nunca olvidarme, lloren, abrácense, cuídense y recuerden que su amor es capaz de dar vida y la que me dieron ahora es eterna, yo estoy bien porque lo único que conocí en el plano físico fue amor, fue a ustedes, por lo tanto estoy seguro que conocí lo más hermoso del mundo

Aunque es difícil de entender una de mis misiones fue demostrarles lo valientes, unidos y amados que son, desde que yo llegué y me fui ustedes son una nueva versión, sin duda son su mejor versión

Los ama. Su bebé estrella.

26 de enero del 2020